Tradicionalmente, el bacalao (Gadus Morhua) es capturado en las frías y limpias aguas del Atlántico Norte y salado durante por lo menos 25 días con sal marina, preferentemente de Ibiza. Este método tradicional de curado le proporciona al bacalao unas cualidades nutricionales y gustativas que no posee el bacalao fresco. Por eso el bacalao salado tradicional es el preferido por amas de casa y profesionales. El bacalao es muy sano y rico en proteínas y  vitaminas. Es de fácil digestión, idóneo para una dieta equilibrada y repleto de sabor.

Desalado tradicional: se corta en trozos, se ponen bajo un chorro de agua del grifo para quitarles la sal gorda de su parte exterior. Todos los trozos se colocan dentro de un recipiente, con al menos el triple de su peso en agua. se mantienen en agua 48 h. como mínimo. El agua debe estar fría para evitar que el bacalao se abra. Se puede incluso añadir hielo si fuese necesario. Durante ese tiempo, cambiar el agua 3 o 4 veces. Pasadas 48 horas: se saca, se escurre, se decama y se seca con un paño. Una vez limpio y escurrido, el bacalao está listo para cocinar.


migas bacalao islandia

Desmigado Extra de Bacalao procedente de Islandia sin espinas ni piel, ideal para rebozar, para revueltos, arroces, empanadas, frito...

12,50 €

  • 1 kg
  • disponible
  • Tiempo de envío 48 horas

cogotes extra bacalao

Cogotes de Bacalao Salado procedente de Islandia

10,50 €

  • 1 kg
  • disponible
  • Tiempo de envío 48 horas